31 de marzo de 2010

Nos quitan los DVD's

Desfilosofemos un poco y caguémonos en la mierda de la piratería (bueno, yo al menos... a la mayoría de la gente le dará esto igual). Articulito publicado en LA Times; os pongo la traducción de Cadena Ser.

Hollywood estudia dejar de vender DVD en España por la piratería

De esta manera, España está a punto de convertirse en el segundo país que es abandonado por los grandes estudios, tras la decisión pionera de Hollywood de abandonar Corea del Sur.

Las descargas ilegales y el 'streaming' ha llegado "a tal punto" en España que la mayoría de los ejecutivos de Hollywood se están planteando dejar de vender DVD en este país, según cuenta el diario 'Los Angeles Times'.

Según los datos recogidos por este periódico, los ingresos de este sector en España cayeron un 30% en los últimos cinco años, mientras que las tiendas de DVD y vídeo han pasado de 12.000 en el año 2003 hasta las 3.000 actuales.

"España está en el límite de terminar por ser un mercado no viable para los estudios de Hollywood", explica Michael Lynton, responsable de Sony Pictures Entertainment. Sony podría seguir el ejemplo de Apple, que no vende películas o programas de televisión a través de su tienda digital -al igual que en Reino Unido, Francia y Alemania.

De esta manera, España está a punto de convertirse en el segundo país que es abandonado por los grandes estudios, tras la decisión pionera de Hollywood de abandonar Corea del Sur. Según un estudio de GfK, las descargas ilegales de películas en España pasaron de 132 a 350 millones en un año, mientras que las ventas de DVD cayeron un 30%.

La 'cultura' mediterránea

Los estudios contemplan la llegada de la 'Ley Sinde' como la única solución posible a esta pérdida de ingresos. "Tradicionalmente, en los países mediterráneos resulta difícil para las personas comprender que las cosas inmateriales pueden ser mucho más valiosas que las materiales", apunta la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.

González-Sinde responsabiliza también parcialmente a las empresas de telecomunicaciones españolas, al dar a entender a los usuarios que el pago por altas velocidades de acceso a Internet está acompañado por el derecho a adquirir películas de manera gratuita.

¿Qué opináis? ¿Creéis que si se efectúa el cierre de las páginas web como Series Yonkis o Películas Yonkis, Hollywood cambiará de opinión? ¿Serán solo DVD's o también dejarán de vender Blu-ray’s? La verdad es que ahora mismo nos tienen agarrados por las pelotas: tanto a los que piratean, como a los que compran DVD's. Si Hollywood sigue adelante con esto, no se podrán ripear los DVD's en español para subirlos a las páginas de descargas y que así se vean en una calidad decente por internet; por tanto, los "piratas" tendrían que conformarse con la cutre calidad del Screener (cámara domestica que graba la peli en el cine). Sin embargo, si se la Ley Sinde sigue adelante, sería un "adiós" a las páginas de descargas ¿la gente compraría DVD's? ¿Reaparecerían los videoclubs? Sinceramente, ahora puede pasar cualquier cosa. Incluso he pensado en la hipótesis de que esto se haga para poner fin al DVD y saludar al Blu-ray. Sin embargo, así están las cosas. Yo soy de los que van al cine todas las semanas y de los que compran DVD's porque estoy dentro del sector audiovisual y porque, si hay algo que me gusta, es ver una película en una calidad excelente. Evidentemente, también veo películas y series por Internet (sobre todo algunas que me mandan ver en la universidad), pero estoy dispuesto a sacrificar estas páginas de descargas para seguir comprándome mis DVD´s. ¿Conclusiones? Si ya de por si había incertidumbre sobre qué sería de la vida de los españoles sin la Ley Sinde, con esta noticia se triplican las dudas y el futuro del espectador español (sí, ese que está sentado en frente de una pantalla de ordenador). Ahora mismo, nos tienen entre la espada y la pared.

29 de marzo de 2010

Life's waiting to begin...

Quiero volver a tener ese sueño otra vez en el que despierto y estoy vivo: estoy encerrado en una habitación, rodeado por esas cuatro paredes, pero, de repente, abro los ojos con la pura luz del sol porque consigo escapar de la jodida realidad... Soy el primero en saber, mis queridos amigos, que, a pesar de que tu esperanza se haya quemado con el tiempo, de que cualquier cosa que ha muerto quieras que vuelva a nacer; tu dolor vicioso, tu señal de peligro,  llegará, algun día, a su final...

Ey, estoy aquí... Y alla vamos, la vida está esperando.

Cualquier tipo de amor será demostrado, de la misma forma que un árbol consigue alcanzar el cielo. Si te caes, que sepas que te voy a recoger de la misma forma que tu me recogiste a mi. Yo también sentí esa cosa que jamás podré sustituir y que jamás volveré a sentir, pero... aquí estoy y la vida está esperando para seguir. Echo de menos ese lugar donde todo el mundo trabajaba para llegar a una meta, donde todos los niños se marcharon sin dejar rastro... Y solo volvían tan puros como el oro para recitar esta canción.

Esta noche estoy aquí y... alla vamos, la vida está esperando.

No puedo vivir, ni respirar hasta que hagas esto conmigo.




Para los que conozcan esta canción, vereis que el texto anterior es la traducción con algunas cosillas añadidas por mi parte. Es una de mis canciones favoritas y siempre he querido escribirla con algunos detalles con los que me siento identificado. Sin duda, es una canción que anima a tener una nueva esperanza distinta a la perdida por antiguos errores porque la vida sigue, pero cada uno decide cuando empieza su vida... y eso es lo más chungo. Si hace un par de semanas ponía una entrada pesimista, hoy la pongo optimista. El video es una actuación en directo de esta canción. Espero que os gusten ambas cosas :)

23 de marzo de 2010

Porque solo puedo sentirte cuando te veo sonreir...

Cosillas que se encuentra uno indagando en el ordenador... No he puesto ninguna entrada relacionada con mal de amores, así que ya va siendo hora de alguna que toque este asuntillo. ¿El tema? Amor imposible esperanzado... ¡Ale, para todos aquellos que sufran en este ambito de la vida!

Levantarme por la mañana

pensando ya en las horas que
me quedan para verte,
intento no darle vueltas a algo
que de momento no puede ser.

Sin embargo, la esperanza me llena y me ayuda
a respirar porque pienso: Ey, quizás algún día...

Verte sonreír y sentir ese escalofrío que solo tu me provocas,
conectar con tu mirada y notar ese nudo en el estomago,
intentar respirar y no poder por la calidez de tus palabras...
porque, de momento, solo puedo sentirte cuando te veo sonreír.

Ese instinto protector
que he engendrado por tu culpa,
la sensación de saber que estas bien
y que nadie nunca te hará daño.
Intento no quemarme por dentro
cada vez que me hablas de él,
pero cada vez que me imagino la vida
que te podría dar yo en sus manos,
una chispa de celos se enciende
en la parte más oscura de mi corazón.

Intento no esperar y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida,
pero siempre me queda la esperanza, que me ayuda a respirar
porque pienso: Ey, quizás algún día...

Verte sonreír y sentir ese escalofrío que solo tu me provocas,
conectar con tu mirada y notar ese nudo en el estomago,
intentar respirar y no poder por la calidez de tus palabras...
porque, de momento, solo puedo sentirte cuando te veo sonreír.

Ver como los campos de trigo reflejan los rayos del sol
y bailan cuando el viento suena,
como tu mirada dirige la mía sin que te des cuenta,
como tus caricias me petrifican...
y es que a veces me hundo al no tener valor
para decirte un "te quiero".

Pero... tengo esperanza porque pienso: Ey, quizás algún día...
De momento, solo puedo sentirte cuando te veo sonreír.

13 de marzo de 2010

Welcome to my life...

Jamás entenderé la gente que tropieza dos veces con la misma piedra; nunca podré entender a esas personas que tienen fe en un error pasado, dando oportunidades innecesarias que no se merecen porque en su momento se desaprovecharon. Aunque, por desgracia, creo que el ser humano es así y si se nos caracteriza de algo es por la esperanza... "Esperanza"... esa palabra que te llena de valor un millón de veces y te hace caer en el abismo otro millón porque te tiras a la piscina sin saber si va a estar llena o vacia. Muchas veces pienso que si damos segundas oportunidades y tenemos esperanza en errores anteriores es porque no hemos aprendido de ellos. Y es que, como dice el dicho, el mejor maestro que puedes tener en este mundo es tu propio error.

No se porque estoy escribiendo una entrada tan pesimista y tan, a mi pesar, realista. Quizás sea por la multitud de miradas al pasado que he echado esta semana. Y la verdad es que saco tantas conclusiones... Aprender de los errores, nos hacen aún mas precavidos porque tenemos miedo de volver a caer en ese error; esto supone que cerremos muchisimas puertas que deberíamos haber abierto y no lo hicimos por la incertidumbre y el miedo a no saber lo que había tras esa puerta. Aquí podriamos entrar en el famoso debate de "quien no arriesga, no gana" y estoy de acuerdo al 100% con ese dicho, pero siempre y cuando se arriesgue con cabeza. Esto nos lleva a que aprender de los errores supone también estar con los pies en la tierra y ver a kilómetros de distancia los futuros problemas que te pueden ocasionar determinadas acciones, situaciones o personas. Sin embargo, la mayor consecuencia y putada de aprender de tus errores, es que, paradójicamente, tienes esperanza en que vas a cometer menos errores en tu vida, pero... ¿sabéis que? Esta es la mayor ostia de todas porque si hay algo que en este mundo es una verdad absoluta es que jamás vamos a dejar de aprender de los futuros errores que nos esperan a lo largo de nuestras vidas (ya sean presentes, futuras o... pasadas).

Esta entrada creo que expresa una de las mayores ralladas de la vida de cualquier persona y, sobre todo, en mi vida... porque si hay algo que no me gusta es no saber lo que me depara el futuro y, al no tener la capacidad de verlo, solo me queda abrir el libro de los errores y guiarme por la intuición que he ido desarrollando a lo largo de estos 20 años. Y, creerme, la mayoría de las veces funciona.

A continuación os dejo una canción con la que me sentía muy, muy, muy identificado en un periodo de mi vida. Y esta entrada ha sido fruto de echar la vista atrás, recordar lo que viví, lo que aprendí y la persona que soy ahora mismo... ¿sabéis que me he dicho? "Ole tus cojones, Manuel".